Archivo de la categoría: Alumnos

IX OLIMPIADA REGIONAL DE BIOLOGÍA

Como en ediciones anteriores, nuestro Centro ha vuelto a participar en la IX Olimpiada Regional de Biología  que se celebró en la facultad de Biología el pasado 22 de enero de 2015. En esta ocasión han participado las alumnas de 2º de Bachillerato, Irene Martínez, Adriana Gea, Irene Gutiérrez y Lucía Sánchez acompañadas de su profesora Araceli García. Se trata de intentar desafiar y estimular a nuestros alumnos y alumnas a ampliar sus cualidades y promover su carrera como científicos. La prueba incluye cuestiones sobre Biología Molecular, Microbiología, Fisiología…),disciplinas que ponen de manifiesto la importancia de la Biología en la sociedad.  La entrega de premios será el próximo 23 de febrero coincidiendo con la Semana de Biología que incluye una conferencia inaugural de la científica española Margarita Salas, esperamos poder estar allí.

20150122_113347 (FILEminimizer) 20150122_115225 (FILEminimizer) 20150122_113431 (FILEminimizer)

CELEBRACIÓN DE SANTO TOMÁS 2015

GRADUACIÓN DE 2º DE BACHILLERATO 2013-2014

Buenas y primaverales tardes a todos: profesores, alumnos y familiares. En este día tan especial quiero dedicaros unas palabras a vosotros, mis queridos alumnos y alumnas, que nos decís adiós y que habéis venido a esta despedida vestidos con vuestras mejores galas y luciendo vuestras más amplias sonrisas. Quiero dar la bienvenida también a vuestros padres, que desde que erais unos niños os han apoyado y animado para que llegarais hasta aquí.

Dicen que todas las despedidas son tristes, porque en una despedida siempre hay alguien que se va y alguien que se queda. En esta ocasión, os vais vosotros y nos quedamos nosotros, los profesores y profesoras que hemos caminado a vuestro lado durante estos últimos años.

No penséis en nosotros solo como personas que os han aprobado o suspendido, sino como alguien que ha intentado ayudaros a subir por la escarpada cuesta de una caverna, empujándoos desde la oscuridad de la ignorancia a la luz del saber y de la vida buena. A veces os hemos obligado a incorporar conocimientos que quizás no deseabais o que no considerabais necesarios, muchos de ellos los habréis olvidado porque no significaban algo importante para vuestras vidas. Pero todo eso, a lo que posiblemente no habéis dado importancia, volverá a vosotros como una ola y os daréis cuenta, unos más temprano, otros más tarde, que ha calado en vuestro interior. Porque las cosas importantes pasan a veces por delante de nosotros sin que apenas las percibamos, y sólo con el paso del tiempo vuelven a nuestra memoria y encontramos en ellas la vida y la alegría que no supimos ver en el momento en que se nos presentaron por vez primera.

Os vais. Os graduáis. Nuestros antepasados latinos decían que graduarse era adquirir una nueva dignidad. Graduarse es adquirir un grado que antes no se tenía, pero ¿un grado de qué? Yo confío que sea un grado más de libertad, de responsabilidad, de templanza, de justicia y de prudencia. Graduarse no es solo recoger un diploma, que por supuesto recogeréis, graduarse es un rito de paso de la adolescencia, que ya dejáis, a la madurez, a la que a partir de ahora entráis. 

De vosotros esperamos mucho: que sepáis valorar las cosas pequeñas, que seáis fieles a la amistad, que cultivéis el amor, que tengáis en la más alta estima la luz y la excelencia del conocimiento. Y, sobre todo, que seáis buena gente, de la que podamos sentirnos orgullosos, de la que podamos decir: mira esa muchacha, ese muchacho, fueron alumnos míos. Nunca dejéis de estar a la altura de vuestros mejores deseos. Nunca os rindáis. Nunca digáis: no puedo. Mantened la alegría, porque ella os dará fuerza para actuar; no os dejéis vencer por la tristeza, porque debilita. 

Habéis recibido una educación que se ha sustentado en tres factores fundamentales: naturaleza, enseñanza y hábito. Plutarco, un clásico griego, explica la relación entre estos tres elementos de la educación mediante el ejemplo de la agricultura, un ejemplo que creo oportuno traer aquí, a esta tierra agrícola que es Santomera. Dice Plutarco que una buena agricultura requiere tres cosas: una buena tierra, un campesino competente y una buena simiente. El terreno para la educación es la naturaleza de cada ser humano, el educador sería el campesino y la simiente serían los saberes y los valores transmitidos por la palabra y la escritura. Cuando se dan estas tres condiciones, el resultado es extraordinariamente bueno. Una naturaleza puede estar escasamente dotada, pero si recibe los cuidados adecuados, mediante el conocimiento y el hábito, pueden compensarse, en parte, sus deficiencias. Por tanto, confiad siempre en que podéis conseguir aprender todo lo que os propongáis con constancia y responsabilidad. La tierra menos buena, trabajada con inteligencia, produce los mejores frutos. No olvidéis, como os he repetido muchas veces a lo largo de estos años, que habéis tenido el derecho y el privilegio de disfrutar de una educación pública de calidad, por la que, por cierto, mucha gente se está manifestando esta misma tarde en las calles de Murcia. 

No dejéis nunca de luchar, para que tanto vosotros como las generaciones que vienen detrás, podáis seguir disfrutando del calor del conocimiento y de la amistad compartida con todo tipo de personas, sin exclusiones de ninguna clase. No olvidéis que somos humanos y que nada de lo humano, venga de donde venga, nos es ajeno. 

Y sobre todo, como dice el poeta: sed enteros, poned cuanto sois en lo mínimo que hagáis, así en cada lago la luna entera brilla, porque alta vive. 

Alicia Poza Sebastián
29 de mayo de 2014